27 marzo, 2020

Economía o salud (acompañando al Doctor Rieux) – Por Horacio González

La frase expresada por el Presidente, entre la economía y la salud prefiero la salud, puede entenderse no como una desmesura anti económica, sino como el mejor tratamiento que pueda y deba tener la economía política, el que surge del saber que reposa en sus pliegues internos respecto a la elección de cuándo corresponde la subordinación al sector de riesgo de la humanidad, y al mismo tiempo puede ser el basamento de una suerte de metafísica existencial secreta, ya que no hace falta construir una bandera con ella pero que se palpa como un tipo de humanismo nuevo, crítico de sí mismo, que piensa bajo la duda de sí y la afirmación de las grandes causas que recorren los subsuelos del pasado, del presente y del futuro.
25 marzo, 2020

Experiencia inédita. Pandemia coronavirus – Por Clara Schor Landman

Clara Schor Landman sostiene que la pandemia del COVID-19 es una experiencia inédita que marca un antes y un después, tras la cual ya nada va a ser igual. ¿Qué decir?, ¿qué hacer? Por ahora saber perder saberes, creencias, costumbres, estilos de vida. Y se pregunta: ¿Será posible un cambio cultural: reemplazar los criterios de la política capitalista por criterios de políticas sociales?
24 marzo, 2020

Presencias del 24 – Por Luis Bruschtein

Por Luis Bruschtein* (para La [email protected] Eñe)   Pensé hacer una lista de mis desaparecidos para colgar en las redes, empezando por mis hermanos Noni, Víctor […]
23 marzo, 2020

Coronavirus: La ruptura de los cristales del invernadero de la riqueza insolente – Por Ricardo Forster

Ricardo Forster continúa en este texto las reflexiones iniciadas en un artículo publicado en Página 12, sobre los efectos sociales, culturales y económicos que la aparición del COVID-19 está produciendo a nivel mundial, y que nos revela lo real de un sistema colapsado que ha descarrilado el tren de una humanidad perdida en sus sueños antropocéntricos. Pero también el advenimiento de una oportunidad que se nos ofrece sin garantías, bajo la forma de una tozuda insistencia en abandonar el camino de la economización de la vida hasta dejar sin nada a la propia vida.