12 agosto, 2020

¿Perecerán las naciones? (apuntes al caer la tarde) – Por Horacio González

Horacio González se sumerge en este ensayo en un tema fundamental de esta época donde los fondos de inversión no son solamente entidades que se ausentan de los marcos institucionales visibles sino que también tienen porciones territoriales, yacimientos de litio y seguramente otras inversiones de ese tipo. ¿Sustituyen “los fondos” a las naciones? ¿Ponen en riesgo la noción de Estados o del Estado-nación? González escribe estas líneas como un llamado a defender la idea de Nación con un nuevo llamado a la justicia social profunda sobre la base de las nuevas condiciones que nos pongan en un mundo turbado y abismal pero de un modo valeroso y autonomista.
11 agosto, 2020

Construir senderos – Por Ricardo Rouvier

Ante una agenda complicada para el gobierno nacional, que combina la deuda externa, la negociación con el FMI, la pandemia y la fuerte recesión económica y sus efectos sociales devastadores, Ricardo Rouvier sostiene que es necesario poder debatir mientras se acumula poder centrando el deseo en el requerimiento de “unidad nacional”. Es comprensible que haya diferencias internas pero los sindicatos, los movimientos sociales y sectores profesionales vinculados a la cultura y que son parte del Frente, deben sellar sobre una unidad de concepción y de acción.
8 agosto, 2020

El odio, la locura y la deuda – Por Roque Farrán

Roque Farrán sostiene que tenemos que volver a pensar el peronismo en su singularidad histórica, en su racionalidad geométrica afectiva, lejos de los prejuicios y supersticiones partidistas mientras debemos lidiar con la locura y el odio cotidianos, para lo cual conviene el ejercicio de cierta sabiduría práctica que nos permita, por ejemplo, contrarrestar la lógica troll a través de un uso ético-político de las redes sociales. Farrán afirma que el falso debate en torno a si está bien o no festejar la renegociación de la deuda, no puede estar sujeto a una suerte de tuiterización del pensamiento que prevalece en los intercambios.
6 agosto, 2020

De aplaudir o cacerolear – Por Oscar Steimberg

¿Qué diferencia el acto de aplaudir al de cacerolear? Oscar Steimberg lo aclara en esta nota. Con el aplauso se comunica la vigencia de algún tipo de producción de sentido que podría crecer o cambiar; con el cacerolazo se reitera un rechazo o, más genéricamente, una manifestación de indignación.