Crisis y desenlace – Por Ricardo Rouvier

Foto: Alfredo Luna. Télam
Un plan y un equipo – Por Horacio Rovelli
4 julio, 2022
Carlos Rosenkrantz, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti | CEDOC PERFIL
Cuarenta y siete millones en libertad condicional – Por E. Raúl Zaffaroni
9 julio, 2022

Crisis y desenlace – Por Ricardo Rouvier

Foto: Télam

Foto: Télam

Ricardo Rouvier analiza la crisis en el Frente de Todos y sostiene que desde el punto de vista político no puede afirmarse que la turbulencia haya terminado. Rouvier afirma que la ofensiva de Cristina Fernández de Kirchner contra el elenco de Alberto Fernández, ha concluido con la renuncia de Guzmán y la designación de Silvina Batakis al frente del Ministerio de Economía, pero no ha finalizado para Sergio Massa, uno de los principales dirigentes del Frente, que no ha logrado inclinar la cancha a su favor. Quedan abiertos procesos que tendrán su desenlace a partir de ahora.  

Por Ricardo Rouvier*

(para La [email protected] Eñe)

¿El desenlace ocurrió?; ¿o está por venir? En realidad, ocurrieron ambas cosas. La asunción de Silvina Batakis dio por cumplida la ofensiva del kirchnerismo contra Guzmán y su política económica, y esto significó su salida del gobierno y un nuevo ataque, por elevación, al Presidente Alberto Fernández. Pero, quedan abiertos procesos que tendrán su desenlace a partir de ahora.

El núcleo del problema es el poder, la lucha por el poder, ese poder que comprende intereses, ideologías y egos, y se da en cada lugar en que se disputa la preeminencia de alguna autoridad formal o informal. A veces los egos anulan la adecuación racional a las diferencias en función de un objetivo superior. La centralidad del yo puede ayudar a realizar lo que hay que realizar en lo colectivo pero muchas veces construye muros y grietas.

Cristina Fernández es un animal político cuya voluntad es incomparable con cualquier otro profesional que transite por la vida política argentina. Pero, esa virtud tiene la dificultad cuando desborda y elimina la comprensión o reconocimiento del otro, y solo se mira a sí mismo o misma. Es muy significativo que durante dos años y medio, de la Vicepresidenta no hay ninguna declaración de apoyo, de adhesión a alguna política del gobierno de Alberto Fernández. Para la percepción de los otros, da un salto por encima de su responsabilidad. Toma distancia del gobierno nacional y lo enjuicia desde el silencio o con palabras, pero lo hace desde afuera de sí mismo. Se ubica como una opositora interna representante de las víctimas de la crisis.   

Su punto más débil es la no utilización de su liderazgo parcial en la construcción de un movimiento popular organizado. La construcción política es el punto crítico para la acumulación de fuerzas progresistas o reformistas, aquí o en cualquier parte del mundo.

El gobierno del Frente de Todos ha librado varias batallas, de las cuales se perdieron muchas por no haber mensurado previamente la relación de fuerzas, incluyendo un claro diagnóstico sobre la propia potencialidad.

Pero, la disputa entre ambos se forjó desde el primer día en que la tensión emergió entre el propósito de quien lo había elegido y la necesidad de propio Presidente de administrar con autonomía suficiente para no parecer un vicario. Cuando empezaron a producirse los primeros altercados molestó al Presidente, y mucho, que se manifestaran en público. Es una costumbre de la comunicación de nuestra clase política interpelar a otros en público. Cuando esto ocurre se introduce a un tercero que es el público en general. Es decir, no sólo digo tal cosa del otro, sino que quiero que se enteren todos. En el caso entre Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, el tercero fue incorporado muchas veces a través del lenguaje directo o indirecto con un estilo irónico a veces, y sin cuidar la investidura del otro u otra.

La renuncia de Guzmán ampliamente operada por la dirigencia kirchnerista, finalmente se produjo. El ex Ministro le pidió más poder a Alberto Fernández y no lo obtuvo, pero estaba cansado de tanto jaqueo y tomó la decisión de partir.

Se pudo constituir el Frente de Todos con el objeto principal de volver a ganar las elecciones. Fue  eficaz logrando el objetivo de evitar la continuidad de Macri. Pero, en el gobierno demostró que no es una alianza para la gobernanza, cosa que la crisis muestra continuamente. El destrato a la sociedad por parte de sus mandatarios fue respondido por la ciudadanía en las elecciones legislativas y en las encuestas. Es muy reveladora la palabra de Estela de Carlotto cuando se convierte en artífice de la reanudación del diálogo entre Alberto Fernández y CFK, inexplicablemente interrumpido.

La complejidad de la crisis no sólo se explica por un cambio ministerial, sino que también manifiesta procesos paralelos que van a acompañar en el  tiempo a los principales actores de la dramática política nacional.  O sea,  habrá más desenlaces hasta el veredicto final que establezcan las urnas. Allí, el Frente de Todos dará prueba de su recuperación, o entrará en agonía. Si se confirma una derrota electoral, anticipada por CFK, pondría en duda la continuidad de la alianza.

La situación de la economía, la política y lo social constituye un contexto de alta sensibilidad y estimula la incertidumbre. Silvina Batakis se incorpora como protagonista a la trama y queda condicionada por la evolución de los indicadores y variables económicas y sociales, de cara a una ciudadanía que espera que pongan nocaut a la inflación. Los mercados bancarios y financieros de la alta burguesía no van a ser fáciles de convencer respecto a las nuevas políticas; ellos esperan un  ajuste más duro, y el acuerdo con el FMI está en cuestión. Por el contrario, la primera lectura de los mercados fue que los cambios son un giro a favor de CFK, o sea, a favor de la intervención del Estado, la emisión, el rechazo al Fondo y la dinamización  de la demanda agregada. ¿Hay margen para las políticas distributivas?; ¿hay recursos sin apelar a un aumento de la presión impositiva?

En este caso habrá que ver cómo la política del gobierno logra cubrir y proteger la nueva administración de la economía y salir del infierno.

Desde el punto de vista político no puede afirmarse que la turbulencia haya terminado; sí creemos que la ofensiva de CFK contra el elenco de Alberto Fernández ha concluido con la renuncia de Guzmán, pero no ha concluido para Sergio Massa, uno de los principales dirigentes del Frente, que no ha logrado inclinar la cancha a su favor. 

El cuerpo dogmático de la crisis se expresa en diferencias ideológicas sobre el modelo económico nacional y la relación con el mundo. Son diferentes los modos de la acción política de acuerdo a las visiones que tengan los sectores. Esto se vio claramente en los acuerdos o desacuerdos cuando había que firmar el acuerdo con el FMI. La ideología del kirchnerismo se ubica más la izquierda que la de AF y la de Guzmán. Hay sectores kirchneristas que están influidos por los ´70; es más, conservan algunas referencias de esa época; en cambio el Presidente, dicho por el mismo, reconoce un perfil más socialdemócrata, más dialoguista y menos populista. A la política nacional le sobran muchos personalismos (Juntos también los tiene) y le falta institucionalidad, en momentos en que la partidocracia se hace trizas en buena parte del mundo, y también entre nosotros.  

Buenos Aires, 5 de julio de 2022.

*Licenciado en Sociología. Profesor Universitario. Titular de R.Rouvier & Asociados.

3 Comments

  1. Fellipe dice:

    Difiero del análisis. El núcleo de la pelea, es que el proyecto comience a restablecer poder adquisitivo en lo doméstico, con ajuste en los sectores financieros y concentrados, a los efectos de llegar al 2023 con buena aceptación, garantía de continuidad del gobierno , quien podrá administrar y distribuir la bonanza del desarrollo energético, litio, gas no convencional ,vaca muerta y todo lo que se genera a partir de su explotación , más la producción de alimentos, generando reservas incalculables en las arcas del Estado. Acá está la disputa de que proyecto se queda con el estado.. Aspiro que sea el peronismo lo que significa más derechos y equidad en el tejido social.

  2. Miguel dice:

    Otra vez la mención a la relación de fuerzas?. No tiene sentido el articulo, o yo no lo entiendo,

  3. manuel dice:

    Un periodista hijo de los MARISCALES de la DERROTA.
    El gobierno del Frente de Todos ha librado varias batallas, de las cuales se perdieron muchas por no haber mensurado previamente la relación de fuerzas, incluyendo un claro diagnóstico sobre la propia potencialidad.