La barbarie – Por Ricardo Rouvier

¡Cuidado! ¡Eróstrato anda suelto! – Por E. Raúl Zaffaroni
20 septiembre, 2022
El atroz redentor Jonathan Morel – Por Juan Chaneton
22 septiembre, 2022

La barbarie – Por Ricardo Rouvier

El intento de homicidio contra la vicepresidenta Cristina Fernández es el emergente más profundo de la crisis de la política, hija de un destino de diferenciación y exclusión que reproduce la contradicción Civilización o Barbarie.

Por Ricardo Rouvier*

(para La [email protected] Eñe)

El intento de homicidio contra CFK es el emergente más profundo de la crisis de la política. La crisis pone a la racionalidad en cuestión en la mesa de la lucha de jugadores que hoy aspiran a todo y que sin embargo tienen muy poco como tamaño de poder. Entre los argumentos y las explicaciones que inundan los patios políticos, sobresalen algunos que intentan ser metahistóricos. Acaso, no son El Matadero, Facundo, el mismo Martín Fierro, según Borges – aunque el par “blanco” vs. “negro” fue absorbido por la historia, y quedó “el cabecita” como la expresión social y antropológica de lo popular. Es decir, nuestro país es hijo de un destino de diferenciación y  exclusión. La carrera política nacional la construyó destruyendo peldaño por peldaño.

La más mencionada por estos días es el odio, que es un sentimiento negativo sobre el otro, como el de un mazorquero ante un porteño o viceversa. El odio es la negación del otro, en que el único elemento activo es la exclusión, que puede surgir por envidia o por una diferencia insoportable entre uno y otro. Esta diferencia se convierte en una virtud inalcanzable para aquel que ha suplantado ese sentimiento negativo por la atracción que ejerce alguna parcialidad  deseable de su adversario.

El odio tuvo, siempre, una práctica más cultural que política; pero esto no impidió que la política rápidamente ingresara en la disputa una vez que había abordado el marco normativo axiológico. La política está ahí muy cerca de lo cultural y en este caso no pudo evitarse avanzar sobre la verdad, la lucha política coyuntural, etc.,  etc. Por supuesto  que la gravedad del hecho iba a empeorar las cosas, cosa que ocurrió mientras amanecía una idea insólita para la estatura de la política; reunir a los jefes de la oposición a conversar.  Mientras la oposición cuenta aún con la cercanía de la victoria electoral y mientras el peronismo tratará de achicar los daños del derrumbe de las PASO 2019 para que el poder sobreviva sobre lo cotidiano.

Por eso, en la categoría residual del descartado se encuentran aquellos que por sus atributos distintivos se colocan fuera del espacio denominado normal como clasista. Hoy, los frecuentes problemas en torno a la inmigración en Europa muestran la fortaleza de la tradición antisemita en las clases medias altas y altas de la UE. El populismo puede ser englobado como “barbarie” (nombre asignado alguna vez al socialismo). Y también estamos incluyendo la cabeza salvada de CFK, ya que ella es integrada a dicho conjunto como parte de este conglomerado irracional que viene desde fin de la segunda guerra mundial.

Esto, sin duda, reproduce la contradicción Civilización o Barbarie como una identificación de la quiebra del siglo XIX que aún mantiene hendiduras vivas. No es interés de esta nota ahondar en la causa, hoy expediente, del homicidio en grado de tentativa sobre la humanidad de la vicepresidenta. Como ocurren con otras causas de alto interés público, es probable que en este caso no se llegue tampoco al esclarecimiento del hecho, y además que todo sea horadado por el tiempo. Sin embargo, es previsible su protagonismo durante las campañas electorales que serán fragorosas.

Hay factores de incidencia que rodean el hecho que afectan seriamente la visibilidad de los acontecimientos. Todavía no están clarificadas las fuentes del financiamiento del grupúsculo que habría cometido el hecho, y es curioso observar la falta de adiestramiento con que manipulaban los instrumentos para llevar a cabo su operación.

En interesante observar que la suma de elementos de prueba, como las diferencias de perfil de los participantes hasta su desapego por los instrumentos reunidos por la investigación, determina que a la fecha no podamos sostener el atentado como un hecho organizado y estructurado. ¿Es una organización terrorista?, ¿es una conspiración? No lo sabemos y dudo que lo sepamos desde un Estado que puede muy poco. Por otra parte los continuos tropiezos de los autores materiales nos hace pensar en caracterizarlo vecino de una estudiantina, pero por encima de una mera aventura en Recoleta.

Es notable observar que los principales medios de comunicación, que son los primeros en adoptar posición política y defender su “verdad”, tiene el escenario contextual sobre la responsabilidad ya armado. Unos son los odiadores y otros los odiados. Al punto que hace unos días, por ejemplo, desde el canal C5N se manifiestó la existencia de “servicios” en el hecho. Es decir, la presencia del Estado. Justamente, fueron los medios cercanos al kirchnerismo donde se edificó la idea de conspiración, abonando el perfil de una CFK víctima de la oposición, los fiscales y los medios de información dominantes. Con tales adversarios es muy extraño que una República funcione, y si no hay tales  adversarios es difícil el funcionamiento democrático con tal fantasmática interviniendo en el medio entre los adversarios/enemigos. 

Aunque no somos sabedores del expediente, decimos que los elementos colectados por la autoridad del Estado y, sobre todo, los no colectados y esparcidos por ahí, no logran  completar un escenario ordenado y articulado en la decisión criminal. Es decir, que por ahora las dudas y las omisiones y torpezas logran construir huecos del relato que no permiten elevar un conjunto de hipótesis sólidas. Si bien CFK no se fortaleció moviéndose en el sendero de la victimización, no hay duda que en ese espacio ella se siente más protegida. La escena, casi desopilante, fue el paseo inicial de la vicepresidenta en la puerta de su casa sosteniendo su libro, paseo que se prolongó hasta el descubrimiento del arma.

Un hecho político, no menor, a señalar. Es que la vigilancia más cercana y más activa fue la militante, que predominó físicamente sobre la custodia oficial de los agentes del ministro Aníbal Fernández. Esta decisión política tiene sus antecedentes en gobierno civiles y militares y la relación entre estructuras sensibles para el ejercicio del monopolio de la fuerza. También tiene como antecedente lo que en los setenta se conoció como “el predominio de la “orga” sobre el Estado.

La gravedad del hecho hizo que se moviera la aguja de las posibilidades de un diálogo entre adversarios. No resulta muy creíble, pero si fuera así sería mejor que mantener esta dinámica del “yo acuso” a esa masa ominosa que se mueve en forma empática con su líder.

Buenos Aires, 22 de septiembre de 2022.

*Licenciado en Sociología. Profesor Universitario. Titular de R. Rouvier & Asociados.

3 Comments

  1. apico dice:

    Su artículo, lejos de aportar alguna idea, deja la sensación que Ud. está a la derecha de Pagni, lo cual no es poco. Volverse gorila con la vejes los años y la acumulación burguesa, no constituye delito, solo una vieja costumbre Argentina.

  2. Un panfleto que pone en un mismo plano a los caníbales del PRO que al KIRCHNERISMO
    Un galimatías para confundir a la militancia

    Me pregunto donde están Los MINISTROS de Justicia SORIA y MENA, me pregunto dónde está el PANQUEQUE ANIBAL FERNANDEZ MINISTRO DE SEGURIDAD.. Presupongo que SORIA y MENA rasgándose las vestiduras y criticando la embestida de los jueces prevaricadores a sueldo de EEUU, en C5N en el programa del Gato Silvestre Minuto Uno, MINISTROS USTEDES NO SON PANELISTAS son ministros no vayan a llorar sino tomen medidas y decisiones que restrinjan y neutralicen en parte el poderoso LAWFEAR o guerra jurídica diseñada, financiada y guionada por el IMPERIO de la NORTE AMERICA….
    ANIBAL FERNANDEZ MINISTRO DE SEGURIDAD en el mismo lugar recitando frases de PERON y de Jauretche. ANIBAL SI NO PODES PROTEGER A CRISTINA que nos queda a nosotros el pueblo
    ES VERGONZOSO COMO LA MILITANCIA EN LA CALLE EXPONE SU CUERPO ANTE ESTOS POLICÍAS DEVENIDOS EN GUARDIAS SUIZOS. Y ESTOS BURÓCRATAS EN UNA INACCIÓN COBARDE QUE INDIGNA.-
    https://www.facebook.com/profile.php?id=100002676777303

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *