¿Voto castigo o voto idiota? – Por Paula Halperín

TRISTE, SOLITARIO Y… FINAL – Por Carlos Caramello
14 septiembre, 2021
Foto: Presidencia de la Nación.
Entre el voto castigo y el voto desilusión – Por Hugo Presman
16 septiembre, 2021

¿Voto castigo o voto idiota? – Por Paula Halperín

Paula Halperín realiza un análisis de las distintas razones que los medios hegemónicos repiten para explicar el porqué del NO al gobierno y se pregunta si luego de la gran derrota del Frente de Todos a nivel país en las elecciones primarias  se puede hablar, en lugar de voto castigo, de voto idiota. Los argumentos, en esta nota.

Por Paula Halperín*

(para La [email protected] Eñe)

Luego de la gran derrota del Frente de Todos a nivel país en las elecciones primarias se escucha en uno y otro medio que la gente está enojada con el Gobierno… que es un voto castigo… que fue la manera de decirle ‘basta’ a Cristina y a Alberto… Incluso, el mismo Presidente hizo una autocrítica al respecto.

Es cierto, errores hubo muchos porque no existe ninguna administración que no los haya cometido.

Pero si uno se pone a razonar a vuelo de pájaro la pregunta que surge es: si están enojados con el peronismo ¿por qué vuelven a votar a Juntos por el cambio? ¿Acaso ellos fueron mejores? ¿Acaso ese voto castigo no termina siendo un auto castigo para el pueblo?

¿Podríamos decir que es un voto idiota? Señor votante de JXC no se ofenda. Más adelante voy a explicar el sentido etimológico de la palabra.

Primero analicemos las razones que se repiten a  modo de ‘nado sincronizado’ en todos los medios, por las cuales supuestamente la gente le dijo basta al Gobierno.

  1. Inflación: es cierto que habían prometido bajarla y hasta ahora es muy lenta la desaceleración. Veamos qué sucedió con Macri… En 2019 terminó su gobierno con la inflación más alta desde 1991.
  2. Pobreza: pasa algo similar, habían dicho que primero se iban a ocupar de la gente en situación más vulnerable y lo hicieron (la tarjeta ‘Alimentar’, remedios gratis en el Pami, aumentos en asignaciones, etc.). Lamentablemente, comenzó una inesperada pandemia y tuvieron que barajar y dar de nuevo. Si bien de todas formas se dispusieron varias ayudas (como el IFE y el ATP), aún cuando las arcas estaban devastadas, no fue suficiente y la cantidad de pobres fue en aumento. Observemos a Juntos por el cambio… Macri había dicho ‘Pobreza Cero’ y desde ese momento la cifra no paró de crecer, y sin pandemia.
  3. Deuda y FMI: se puede estar en desacuerdo con la manera en que esta administración arregla el pago de la deuda o, incluso, con el pago de la deuda misma. Sin embargo, ¿quién fue el Presidente que endeudó el país a 100 años y tomó una cantidad de dinero impagable que nos esclaviza ante el poder financiero? No hace falta responder. Todos lo sabemos. Habría que agregar que el préstamo no benefició a nuestro país sino que se esfumó en la bicicleta financiera.
  4. Vacunas: alentada por los medios de comunicación, al principio la bronca era que no llegaban las dosis suficientes. Luego pasaron a hablar mal de la Sputnik. Cuando no pudieron criticarla más porque había evidencias de su eficacia, la excusa fue que no consiguieron la Pfizer. Sin embargo, la realidad es que somos uno de los países que más rápido y mejor están vacunando.
    Si comparamos a la administración de JXC, no sólo desarmó el Ministerio de Salud y lo convirtió en secretaría, también dejó vencer lotes enteros de vacunas que se habían adquirido con Cristina.
  5. Aislamiento: ¿estarán enojados por esta medida forzosa que tomaron la mayoría de los gobiernos del mundo? Este podría ser uno de los motivos, ya que la oposición y sus secuaces criticaban constantemente enarbolando la bandera de la libertad. Pero no nos olvidemos que Horacio R. Larreta y el ministro de Salud de CABA, Quiroz, estuvieron de acuerdo con la medida de Alberto; especialmente al principio de la pandemia.
  6. Educación: el Frente de Todos priorizó el cuidado de la salud a la presencialidad en las aulas en 2020. Incluso, este año hubo un desacuerdo entre Capital y Provincia que se llevó a la justicia. De todos modos, ¿hasta qué punto a JXC le interesa la educación, si año a año la va desfinanciando en CABA?
    También sabemos cómo se comportó Vidal con los maestros cuando estuvo a cargo de la Provincia. De paso debemos recordar a Sandra y Rubén de la Escuela N° 14 de Moreno, que murieron por la explosión de una garrafa debido al mal mantenimiento de los colegios. Tampoco olvidemos el ninguneo que sufrieron los maestros y las represiones cuando hacían las marchas.
  7. El cumpleaños de Fabiola: una desinteligencia absoluta de Alberto y la primera dama hacer un festejo cuando todos debían aislarse. Pero… ¿y el cumpleaños de Carrió? En las fotos también se podía apreciar la presencia del jefe del gobierno porteño y su candidata a diputada María Eugenia Vidal.

Y podríamos seguir enumerando las ‘excusas’ del voto castigo. El problema es que al comparar la gestión de JXC, que es el partido que tiene más chances de triunfar el 14 noviembre próximo, tampoco encontramos motivos por los cuales parezcan más aptos para gobernar.

A priori no hay nada que hayan hecho mejor hasta ahora como para que prácticamente el país entero dé un volantazo y los elija nuevamente. Sólo podría comprenderse con una masiva pérdida de memoria. Entonces, ¿fue un voto castigo o un voto idiota?

Como dije, la idea no es insultar y lo voy a demostrar con fundamentos.

¿Qué dice la etimología de la palabra Idiota? La raíz griega ἴδιος [ˈidios] al inicio hacía referencia a ‘de uno mismo, privado, particular, personal‘. Es decir una persona que se dedicaba únicamente a lo suyo, lo privado, y no a la vida pública, lo común.

En esa época se esperaba que un ciudadano participara en política. Quien no lo hacía era el idiota que se ocupaba solo de lo suyo y no de lo público, y no era bien considerado.

En otro sentido, también se llamaba así a la persona que no tenía conocimientos profesionales. Por extensión, la palabra llegó al significado de ‘desinformado, ignorante, torpe‘.

Asimismo, en latín ‘idiota’ significa lego, sin experiencia, ignorante. Es decir, lego puede reemplazarse por ‘el que no sabe’.

El que no sabe, el desinformado, el que sólo puede ocuparse de lo suyo y no de lo público. Hay muchas coincidencias con varios de los votantes…

A favor juega el discurso de la anti política, el ‘son todos iguales’, ‘los políticos son unos corruptos’, estas frases que repiten una y otra vez los medios hegemónicos y la derecha. Y luego, la gente; sin plantearse lo que está diciendo. Y se enorgullece de no entender.

Es típica la frase ‘yo no hablo de política…’, como si eso los hiciera más honestos, más dignos. Y realmente es peligroso. Estar desinformado es muy dañino para todos.

Así, una y otra vez la derecha puede volver al poder, lo que es sinónimo (aunque parezca una contradicción) de perder derechos. Si no, pensemos en el proyecto de Larreta de eliminar las indemnizaciones.

El pueblo votando a la derecha es como escupir al techo. Hay que entenderlo de una vez y para siempre. El autocastigo.

Si uno está enojado con el gobierno de turno y quiere hacer el típico ‘voto castigo’ que elija cualquier otro partido que no sea de derecha. Y mucho menos uno que acaba de fracasar. Eso sería más lógico. De lo contrario será el voto idiota.

Buenos Aires, 15 de noviembre de 2021.

*Periodista

5 Comments

  1. Marta Vassallo dice:

    Es un artículo irrefutable. Y corrobora una opinión de Jorge Alemán que leí ayer o anteayer: a la derecha no le interesa el razonamiento, lo que le interesa es destruir la capacidad de razonamiento de la mayor cantidad posible de gente, porque es lo que mejor le allana el camino. Esa mentalidad no está solo en los funcionarios y activistas de la derecha, sino que se está convirtiendo en sentido común. Así es como un asesor del general Antonio Bussi saca de entrada el 14% de los votos insultando a derecha, centro e izquierda y aullando detrás de un micrófono

  2. Cesar Clase Baja dice:

    Genial y conciso, pero lamentablemente no apto para idiotas. Es lo que me preocupa. Felicitaciones.

  3. Claudio dice:

    Es al cuete intentar cualquier análisis sociológico o político con el que vota a la derecha para castigar a este gobierno. Pegarse un tiro en el pié no es expresar bronca, es estupidez.

  4. Héctor dice:

    Creo que al electorado que no aportó al FdT el domingo pasado no le interesan las “formas y modos”. Quiere pan aunque sea arrojado desde un camión. Qué quiero decir: el 11/12/19 el Albert y 20 gorras enfierrados tendrían que haber ido a buscar a Milagro a Jujuy PERSONALMENTE y sin dilaciones. Otra: empresas no paran de remarcar….50 gorras enfierrados y él al frente y cierro empresas.

  5. Andrés dice:

    Excelente y valiente nota, sobre todo porque tantos políticos y periodistas del campo nacional y popular, en su afán de mantenerse políticamente correctos se empecinan en desligar totalmente de responsabilidad a los votantes, aun cuando sus decisiones sean pésimas. Pareciera que causa terror criticar a un pueblo que nuevamente lleva al triunfo a quienes tanto lo han dañado. El eterno y nunca cuestionado latiguilllo que machaca con que «los pueblos nunca se equivocan» se ha transformado en un mantra tan perjudicial como el analfabetismo político o la indiferencia. Tanto la historia universal como la de nuestro país estan plagadas de ejemplos -y algunos muy trágicos como el nazismo- que demuestran que los pueblos suelen equivocarse, y con resultados dramáticos como durante el macrismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *