De Correlaciones, Fuerzas y otras cuestiones – Por Carlos Caramello

Oscar Masotta, Buenos Aires, 1966. (Cloe Masotta y Susana Lijtmaer)
Oscar Masotta, anacrónico – Por Yael Noris Ferri
1 mayo, 2021
Disyuntivas – Por Martín Kohan
4 mayo, 2021

De Correlaciones, Fuerzas y otras cuestiones – Por Carlos Caramello

"Minue" Carlos Enrique Pellegrini, acuarela 1831

"Minue" Carlos Enrique Pellegrini, acuarela 1831

¿Se pueden tomar decisiones políticas en este momento? ¿Están dadas las condiciones? Carlos Caramello se pregunta cuál es la relevancia de la «correlación de fuerzas» a la hora de gobernar y pasea por la historia de la Argentina revisando algunas de las veces en las que las fuerzas no parecían favorables y, sin embargo, hicieron Historia. 

Por Carlos Caramello*

(para La [email protected] Eñe)

 

“Mas vale tener un enemigo conocido

que un amigo a la fuerza”.
Napoleón Bonaparte

 

Por estos días, cualquier crítica, observación o comentario irónico sobre las medidas del gobierno provoca que los valientes soldados de la primera hora del albertismo céntrico -a menudo dispuestos a arrojarse sobre la granada o el petardo, no importa la intensidad de la explosión-, extraigan su manoseado ejemplar del Resumen para Debatir con Peronistas y te enrostren la frase “No es el momento porque no está dada la correlación de fuerzas”. 

Como un mantra. Como la coda de un estribillo infinito, la oración se renueva en Facebook, Twitter y ni te digo en los grupos de papis y mamis de WhatsApp… Incluso se comenta que es muy utilizada en Tinder… pero con el objetivo de evitar una cita.

Claro, desde las redes sociales ha llegado a la fraseología de los animadores televisivos y radiales, y de allí se ha ganado un lugar interesante en el vocabulario de no más de 60 palabras que utilizan los panelistas.

No es el momento porque no está dada la correlación de fuerzas”. Y te lo dicen en tonos diversos. Algunos con una emoción que parece que estuvieran haciendo patria (en Nueva York, claro) y otros con un dejo de sorna bajo el cual se escucha en sordina: “Vos no entendés un carajo de política”.

Dado que la afirmación no es otra cosa que una verdad contrafáctica que busca, como tantas otras, consolidarse en el rango de lo probado, quiero hacer un repaso histórico de los momentos en los que “la correlación de fuerzas” era óptima: Nunca.

En nuestras guerras de la independencia jamás estuvimos en correlación de fuerzas con nuestros enemigos. Siempre eran más, mejor armados, mejor comidos, mejor montados, más ricos, más elegantes… qué se yo.

Sin ir más lejos, la propia Mariquita Sánchez (el señor Thompson llegaría más tarde), durante las invasiones inglesas comparaba el ejército anglo sajón con el local y escribía: “Nuestra gente del campo no es linda, es fuerte y robusta, pero negra. Las cabezas como un redondel, sucios; unos con chaqueta, otros sin ella; unos sombreritos chiquitos encima de un pañuelo, atado en la cabeza. Cada uno de un color, unos amarillos, otros punzó; todos rotos, en caballos sucios, mal cuidados; todo lo más miserable y más feo”.  En cambio, las fuerzas inglesas le parecían “las más lindas tropas que se podían ver, el uniforme más poético, botines de cintas punzó cruzadas, una parte de la pierna desnuda, una pollerita corta, gorras de una tercia de alto, toda formada de plumas negras y una cinta escocesa que formaba el cintillo; un chal escocés como banda, sobre una casaquita corta punzó. Este lindo uniforme, sobre la más bella juventud, sobre caras de nieve, la limpieza de estas tropas admirables, ¡qué contraste tan grande!”.

Ni con nuestras “patriotas” teníamos “correlación de fuerzas”. Eso sí: teníamos un pueblo dispuesto. Agua hirviendo. Coraje. Soldados apenas entrenados pero muy valientes, o sea…

 

Obligados a dar la Vuelta

No voy a detallar todos y cada uno de los momentos en los que estuvimos en desventaja y, sin embargo, peleamos. Y muchas veces ganamos aún perdiendo en el primer momento. La Batalla de Obligado es ese botón de muestra con el que alcanza y sobra. Francia e Inglaterra, enemigos íntimos que habían pasado más años guerreando que en paz a lo largo de su historia hasta ese momento, unieron sus poderíos militares (los más modernos y tecnificados) para remontar el Paraná y convertirlo en una vía de su comercio y sus negocios non sanctos.

Un grupo de patriotas se opuso. Los esperaron en un codo del río. Atravesaron gruesas cadenas para impedir el paso de los buques de guerra. Pelearon por horas como leones y leonas defendiendo el sitio. Cada artillero de los nacionales duraba no más de 30 minutos en su arma y luego era abatido. Pero de inmediato otro la tomaba. Teníamos balas de cañón de hierro fundido y ellos balas explosivas cargadas de metralla, clavos, vidrio, que hacían un desastre cuando estallaban. Al final del día, teníamos 300 muertos y más de 500 heridos y ellos apenas 100 bajas. Pasaron, pero muy averiados. Y los que quedaron en pie estuvieron atacándolos con artillería volante los seis meses que duró la travesía anglo francesa que, además, fracasó en lo comercial porque ni los correntinos ni los paraguayos quisieron comprarles nada.

De regreso, los invasores recibieron otro durísimo ataque en Angostura del Quebracho y huyeron. Sí, huyeron. Lo mas importante para ellos fue, en ese momento, poder llegar vivos al puerto de Montevideo.

Digo porque andamos discutiendo la Hidrovía, la soberanía en el Paraná, los puertos privados, el contrabando y, siempre te contestan: “No es el momento porque no está dada la correlación de fuerzas”. “¿Qué condiciones?” hubiese preguntado el coronel de la Marina Juan Bautista Thorne a los gritos… porque se había quedado sordo de tanto cañoneo.

 

Madres de la Plaza

Puedo parecer tribunero pero les juro que no. Es sólo respeto. Cariño. Devoción por esas viejas que -hizo 44 años por estos días-, convocadas por Azucena Villaflor de De Vincenti marcharon por primera vez alrededor de la Pirámide de Mayo repitiendo la pregunta «¿Dónde están?, ¿Dónde están?«.  Tiempos en los que las reuniones estaban prohibidas. Si más de tres pibes nos parábamos a charlar en una esquina venía un policía, o dos, o diez, y te decían “Circule”… Corría 1977. No se jodía. Y, sin embargo, esas mujeres construyeron una narrativa y un hecho político que hoy, todavía, nos llena los ojos de nostalgia, lágrimas y orgullo.

¿Correlación de Fuerzas? Catorce eran ¿entendés?.

Contra todo el terrorismo de Estado.

Entonces, de qué me hablan los conspicuos defensores de “no es el momento”. ¿Cuándo carajo fue el Momento? ¿Alguien cree que la Patria se construyó especulando o bailando minué en los salones de Mariquita Sánchez? ¿O todavía piensan que las escarapelas que repartían French y Berutti era porque estábamos en “Correlación de Fuerzas”?

Cambien el discurso. Encuentren excusas más imaginativas. Acudan a algún gurú que les entrene los trolls o admitan que la única correlación que no existe es la que debería haber entre aquellas mujeres y aquellos hombres… y éstos que tenemos hoy.

 

Buenos Aires, 4 de mayo de 2021.

*Licenciado en Letras, escritor y autor junto a Aníbal Fernández de los libros “Zonceras argentinas al sol” y “Zonceras argentinas y otras yerbas”,  y “Los profetas del odio”. Su último libro editado es  “Zonceras del Cambio, o delicias del medio pelo argentino”.

16 Comments

  1. Hugo Anad dice:

    Excelente. Irrabatible. Nos tiene acostumbrsdos!

  2. Mirala vos a Mariquita: la calentaban los ingleses y le daban medio asco los gauchos negruchos y pobretes. » Correlación de fuerzas», excusa subalterna y ya respondida por la historia, nos dice el texto. Viene de un peronista de probado ADN y
    plantea dar pelea sin dubitaciones. Advierte acerca del error de no darla. Ese es el ser o no ser del Gobierno de Alberto.
    Acaso, para no darle toda la razón a Caramelo el ejemplo de Madres y Abuelas no se corresponde, ya que por ser mujeres y difundidas públicanente por el mundo la dictadura tuvo que abstenerse. En el momento actual los enemigos- no adversarios- actuarían frente al Gobierno como en aquel Cristo Vence, aunque con otros métodos autonómicos. La situación no admte consenso. Los Supremos, los Medios, los ‘cabistas o cabeños’ infatuados estilo Cataluña no quieren perder esta rica , espléndida y educada municipalidad y predadora inmobiliaria. Pero si nuestro gobierno no se arriesga a avanzar al final se retrocede. Y nos ‘golpean’ en la cara.

  3. Ana María Lanati dice:

    La nota más clara que he leído en estos días inciertos

  4. Patricia Salgueiro dice:

    ¿Correlación de fuerzas? Somos gobierno. ¡Carajo! Busquen la correlación de fuerza en los votos y saquen cuentas .

  5. Jorge dice:

    Estimado Carlos! (con perdón de la palabra).
    Charles Bukowski (otro Carlos)en su cuento «La Peste» decía que una de las frases favoritas de la peste, era:» no TODOS los policías son malos!…yo le agregaría la que vos planteás “No es el momento porque no está dada la correlación de fuerzas”.
    » se robaron todo» .
    «Le estás haciendo el juego a la derecha» y seguro hay varias más…..
    Muy buena tu nota!!
    Un saludo compinche

    Jorge
    Bahía Blanca

  6. patricio dice:

    Excelente nota, ojala nuestros politicos, los que toman desiciones, la leyeran

  7. Alejo dice:

    Gracias Compañero Caramello, primero por tu gran nota y por aclarar que la Batalla de Obligado fue una derrota y que el fin del bloqueo Anglo-Francés fue la Batalla de la Angostura del Quebracho que fue victoria y huída de los derrotados al inefable y siempre buen anfitrión de nuestros enemigos históricos, Montevideo, un abrazo grande y VIVA PERÖN CARAJO

  8. […] Algunos dirán que no existe correlación de fuerzas, para una visión patriótica y valiente recomiendo leer el articulo del compañero Carlos Caramelo sobre las correlaciones de fuerza: https://lateclaenerevista.com/de-correlaciones-fuerzas-y-otras-cuestiones-por-carlos-caramello/. […]

  9. Andrés dice:

    El problema que tengo yo con este análisis es que soslaya una cuestión clave. Cuando tuvieron lugar todos los eventos que cita para sustentar la teoría de que «no es el momento» es un error, no funcionaba un parlamento que tiene sus reglas. En la época de Mariquita Sánchez o durante los hechos de la Vuelta de Obligado no se trataba de aprobar una ley como la intervención de Vicentín o la reforma judicial, simplemente se trataba de luchar contra una dominación extranjera, utilizando la fuerza si era necesario. El ejemplo de la lucha de las Madres de Plaza de Mayo es más de lo mismo: no se trataba de aprobar una ley para que apareciesen sus hijos con vida sino de crear conciencia sobre que había gente desaparecida.

    A menos que se trate de un gobierno que tomó el poder por la fuerza de las armas y no porque ganó una elección, el gobierno no puede legislar a piacere sin importar los votos que pueda conseguir para lograr la aprobación. Y lamentablemente, hay fuerzas que deberían acompañar algunas iniciativas del gobierno y que han fallado miserablemente a la hora de dar su apoyo. Y por si no queda claro lo que digo, me refiero a la actitud del FIP cuando el gobierno presentó el proyecto del impuesto a las grandes ganancias.

    Y ya que estamos, hay un petitorio dando vueltas por el tema de la Hidrovía, hace más d ecuatro semanas que está dando vueltas, ¿y saben cuánta gente firmó el mismo? ¡Menos de 40 mil personas! A pesar de que salió en Página 12 y a pesar de que mucha gente (yo, por ejemplo) lo posteamos en Facebook. Acá está el enlace a ver cuántos de ustedes se animan: https://www.change.org/p/no-a-al-entrega-de-la-soberan%C3%ADa-del-r%C3%ADo-paran%C3%A1-alferdez-cfkargentina-santicafiero?utm_content=cl_sharecopy_28209985_es-AR%3A3&recruiter=1190982420&utm_source=share_petition&utm_medium=copylink&utm_campaign=share_petition.

    Hacer la revolución con los discursos es onanismo mental.

  10. Sonia Luisa Scotti dice:

    Emocionalmente, estoy de acuerdo con todo lo expresado. No obstante, despues de haber leido a varios analistas internacionales, especialmente a Thierry Meyssan de red Volataire, desde lo racional, pienso que es necesario pensar en terminos regionales, y manifiesto esto, porque hago referencia al Proyecto Militar de EEUU, para dominar al mundo desde el 11 de septiembre de 2011, cuando hicieron implosionar las Torres. haciendo creer, que habian sido derribadas por aviones, para lograr opinion favorable de la sociedad, para destruir al Medio oriente ampliado. A partir de este hecho el asistente Barnett del almirante Cebrowski, quien habia introducido grandes reformas en el ejercito de EEUU, afirmaba, que para mantener la Hegemonia mundial, EEUU, tenia que dividr el mundo en dos partes: Por un lado los paises estables, que seria el grupo de los ocho, del que fue expulsada Rusia, y por otro lado el resto del mundo, considerado como un «Tanque de recursos naturales», a los que tendrian acceso los integrantes de los paises Estables, solo con la intervencion de los ejercitos estadounidenses. Para lograr esto, era necesario destruir a todos los Estados de Derecho, de los paises que formaban parte de ese «Tanque», de recursos, para que nadie pudiese oponerse a la voluntad de Washington, ni tratar directamente con los Estados Estables. La destruccion de los Estados de derecho, significa volver a los tiempos del «caos», tema que fue tratado por el filosofo Strauss Leo. Para Barnett, no solo habia que hacer retroceder a los tiempos del caos, a los pueblos que oponen resistencia, sino a todos los paises que no han alcanzado, cierto nivel de vida, y cuando esten sumidos en el caos habra que mantenerlos en el. Para Barnett, no hay que desatar guerras contra cualquier pais, por razones politicas, sino contra regiones enteras, del mundo porque no estan integradas al sistema Economico global. Por supuesto, habra que empezar por un pais, en particular, pero favoreciendo su extension, hasta destruirlo todo….como en el Medio oriente ampliado.Segun un mapa de Barnett, extraido de un Powerpoint, durante una conferencia ante el pentagono, se observa, que despues de destruir el Medio oriente ampliado o Gran medio oriente, los estrategas norteamericanos, se preparan para acabar con los Estados, en los paises del Noroeste de Latinoamerica. Rusia y China, no aceptaran esto. (quiero colaborar, y espero respuesta)

  11. Sonia Luisa Scotti dice:

    Hice un comentario y no se si lo han publicado. quiero saber.Atte. SONIA LUISA SCOTTI

  12. Juan Singuita dice:

    Conclusión : ¡Pongan huevos che! Uhhh, perdón que soslayé la solemnidad de este espacio… ji, ji…. 🙂

  13. Sonia Luisa Scotti dice:

    Creo que es importante, tomar conciencia de lo que esta pasando en el Modelo de Acumulacion Capitalista, y que es necesaria, ademas de la emocion, una gran estrategia inteligente, para lograr las grandes transformaciones, que necesita nuestro mundo. Deseo lo mejor, y apuesto a la vida.

  14. Luisa dice:

    Se cita como ejemplo el combate de la Vuelta de Obligado como un caso en el que sólo se hizo uso de la voluntad, la decisión y el coraje para enfrentar a un enemigo mucho más poderoso, donde no se aplicó un análisis de la «correlación de fuerzas». Y a mí me parece todo lo contrario, es decir, se hizo un analisis de la «correlación de fuerzas» y advirtiendo que ésta beneficiaba ampliamente a los enemigos se planificó en consecuencia, tratando de emparejar las condiciones. No fue casual el escenario que se eligió para el combate, un recodo del río donde la flota anglo francesa viera reducida su capacidad de maniobra, utilizando cadenas para bloquear su paso, utilizando artillería desde una posición elevada, etc. Es decir que se hizo todo lo posible para disminuir la ventaja del enemigo e incrementar la propia. Es cierto que a pesar de eso el enemigo mantuvo su ventaja en la correlación de fuerzas y que a pesar de eso se dió el combate, y es la parte que provee el valor y el coraje, pero es falso que se actuó sin medir y considerar esa correlación de fuerzas. Creo yo.

  15. María Elena Napione Bergé dice:

    La historia la construyen los pueblos. Ya existen señales de que el Pueblo Argentino ha despertado del letargo al que lo sometió el Neoliberalismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *