POSTEMILLAS – La era de las series tristes – Por Vicente Muleiro

Cinco apuntes: Pandemia, humanidad y Estados organizados – Por Eduardo Rinesi
27 julio, 2020
Anarcocapitalismo, necropolítica y necrojusticia: Bitácora de una muerte presagiada – Por Marcelo José Ferlin D´Ambroso
28 julio, 2020

POSTEMILLAS – La era de las series tristes – Por Vicente Muleiro

Por Vicente Muleiro*

(para La Tecl@ Eñe)

                                   

Postemilla. 1. Absceso que supura. 2 Punta visible de un tumor.                                   

 

Como en esta tristísima sucesión de jubilados justicieros no es difícil comprobar que una gran porción de los hechos “noticiables” funcionan en cadena. Aún antes de esta era mediática, la sociología ya se había ocupado de la comunicación “en serie” –no las de Netflix, precisamente- y de su impacto en el imaginario social. En esta ocasión, una vez que la rueda de la inseguridad se puso en marcha -con foco en la doliente vulnerabilidad de los viejos- los medios del Eje (mónico) resucitaron a quien pocos días atrás se había hundido aún en el pozo ciego de su propio partido, a saber: Patricia Bullrich.  Reiterados los balazos y expuesta ya la sangre, su rostro indignado, vengador e inactual, fue refregado otra vez para que la audiencia mordiera el polvo. 

 

Comparancias. Se exaltan los noticieros: en la península de Florida llueven virus ¡el Estado de los veraneos de plástico se derrite! Se comparan políticas. A pesar de que está servido por exceso de contraste, la Argentina, el país que duplica la población de Florida y posee infinitamente menos casos, no ingresa en los cotejos.  Entre los interminables cruces de datos, algoritmos, ondas electromagnéticas, cibernéticas, patéticas, esa comparación es una hormiga que se ha perdido en el cosmos.

 

Como oído en un banderazo. “El virus es un invento de laboratorio y una siembra expresamente ejecutada por el anarcosocialismolibertariocomunistanegroperoniopopulistabolivarianomaoísta

emancipatorionarcotraficantefeministacastristapedófilohomlessecológicogramscianoLGTBQK”.

 

Morcilleo. Periodista radial AM-“¿Podés creer que hoy choqué haciendo marcha atrás?”/Periodista radial FM: “Hoy comí arroz con pollo”. /Periodista de canal de aire: “No sabés cuánto hace que no como arroz con pollo”. / Periodista de canal de cable: “Yo hago bicicleta fija en el balcón”. /Periodista de radio de Internet: “Me pasé una hora buscando las zapatillas”. / Periodista de canal de Internet: “Mi perro, si le ordeno, se para en dos patas”. Y así siguiendo. El morcilleo –clásica palabra del teatro que designa el acto de improvisar por falta de la letra correspondiente o ante la súbita necesidad de estirar una escena- pasa por un estado de proliferación cancerígena. Pero no solo se trata de esas frases de marras. El problema crece cuando esas pavadas se convierten en disparadores de un sanateo que puede durar horas.

 

Buenos Aires, 28 de julio de 2020

*Escritor, dramaturgo, poeta y periodista.

4 Comments

  1. Hugo dice:

    Gracias colegamigoycomañero: gracias por estás postemillas. Desde mi exiliobligayorio y preventivo (en mi casa, en nuestro barrio) lo sigo leyendo aquí y en el FB, y me despierta ganas de hacer algo por el estilo, sumar un aporte escribiendo algo así, para desentumecer falanges de periodista jubilado, pero nunca retirado. Un abrazo virtual extensivo a su hermano, mi tocayo.

  2. Soledad San emeterio dice:

    Gracias, me encanta cómo contás la realidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *