POSTEMILLAS – El picoteo informativo y sus repetidoras – Por Vicente Muleiro

La Pandemia del odio – Por Hugo Presman
3 junio, 2020
Elecciones – Por Carlos Caramello
5 junio, 2020

POSTEMILLAS – El picoteo informativo y sus repetidoras – Por Vicente Muleiro

Por Vicente Muleiro*

(para La Tecl@ Eñe)

                    

                                     Postemilla. 1. Absceso que supura. 2. Punta visible de un tumor.   

                                                     

Parole. El picoteo informativo por los canales de noticias internacionales –sobre todo estadounidenses- sirve para advertir la  imposición de un lenguaje que se disfraza de neutro para encubrir su ideologización exasperada. Es por eso que  George  Floyd es un “muerto” y no un asesinado mientras las protestas cívicas quedan enmascaradas como “desmanes”. Y no solo porque en las noches en Nueva York o Louisville se astillen las vidrieras, sino porque el relato está articulado para que los “vándalos” queden en primer plano. Si no se produjeran tales  desbordes en los centros comerciales esos medios tirando a un cuarto los inventarían. En verdad ya hay denuncias públicas de infiltración de grupos de supremacistas blancos en las marchas para desnaturalizarlas y dejarlas servidas como fake news. Así, el origen criminal, racista y plenamente político del hecho desencadenante se disuelve en la narración y en las imágenes. A los conductores de FOX, CNN -¡que se dice opositora!- o Europa News, apenas les falta afirmar que a Floyd no lo mató la policía sino la crisis.

                                                                                                       *

Sebrelli/Clausewitz.  En una ingeniosa parodia de la famosa frase de Karl von Clausewitz, “La guerra es la continuación de la política por otros medios”, el ensayista Juan José Sebrelli dejó dicho -en un reportaje y hace una pila de años- que “la mafia es la continuación del capitalismo por otros medios”. No sabía entonces el autor de La saga de los Anchorena que estaba definiendo con precisión al capitalismo neoliberal de entresiglos y más allá. Tampoco que él iba a apoyarlo con el tozudo    farfullar de un abuelito gorila.

                                                                                                     **

Y todas sus repetidoras. La transmisión de C5N de la escuálida marcha  anticuarentena del sábado 30 en el Obelisco generó controversias. El canal  maldecido por los medios del Eje (mónico) reprodujo la cobertura del reportero Lautaro Maislin con una energía de la que hasta los Magnetto’s boys se abstuvieron de gastar ante la raleada concurrencia. El show fue previsible. Fuera de los sincera y razonablemente alterados por el drama de su economía familiar, concurrieron, como siempre, esa comparsa bordeline del fascismo autóctono y ese zoo loco que, ante la falta de otra actividad deportiva, practica la obvia patoteada al movilero valiente. ¿Vale la pena y salda en términos políticos repartir tanto esas pendencias deshilachadas? Hay, al menos, un efecto indeseable: la banda de las repetidoras internacionales levantaron esa emisión y la refregaron en la nariz del mundo entero con un guión avieso que habló de la grieta, polémica o división de la sociedad argentina ante la política sanitaria de su gobierno.

                                                                                                   ***

Casi como oído al pasar.- Che, ¿y si en lugar de pedirle a Rodríguez Larreta por el retorno de la actividad física en la ciudad le pedimos que impulse el retorno a la actividad mental?

-Y sí, dale. Sobre todo a la actividad mental de él, pobre.

 

Buenos Aires. 4 de junio de 2020

*Escritor, dramaturgo, poeta y periodista.

3 Comments

  1. Santiago Varela dice:

    Muy bueno capo!!

  2. Carlos Alberto Arena dice:

    Clarísimo tu pensamiento. Coincido !

  3. Gracias pot los temas que traes y por tu personalísimo estilo!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *