Libros: Izquierda lacaniana: una intervención – Por Águeda Pereyra

Foto: Bernardino Ávila
En el principio existía el Verbo… – Por Raúl Gustavo Ferreyra
21 mayo, 2021
Hormigas de Moëbius, M. C. Escher
Contar hasta tres, antes del fin – Por Roque Farrán
22 mayo, 2021

Libros: Izquierda lacaniana: una intervención – Por Águeda Pereyra

La psicoanalista y editora Águeda Pereyra presenta el último libro de Jorge Alemán: Izquierda lacaniana: textos intervenidos, lanzado recientemente por la editorial independiente Modesto Rimba.

Por Águeda Pereyra*

(para La [email protected] Eñe)

 

Izquierda lacaniana: textos intervenidos (Modesto Rimba, 2021) fue un proyecto gestado a partir de la necesidad de reunir intervenciones teóricas fundamentales que el escritor y psicoanalista Jorge Alemán ha arrojado a lo largo de un extenso recorrido intelectual y que conforman las bases de un proyecto original y subversivo, un corpus siempre abierto, letra viva.

Escribo “intelectual” y pienso en el modo en que Antonio Gramsci intentó, mediante sus conceptualizaciones, combatir la tesis según la cual los intelectuales podían elevarse por encima de la masa y de la historia, acceder a un pensamiento autónomo, “puro”, respecto a los conflictos mundanos. El autor cuestionaba esa pretensión de objetividad, de imparcialidad que caracterizaba el ambiente intelectual tradicional, denunciando el carácter utópico de esta pretendida independencia. El intelectual orgánico gramsciano se define, en cambio, por un “mezclarse activo en la vida práctica”, por un pensamiento y un obrar enraizados en la praxis política. El intelectual orgánico extrae de la práctica los problemas a estudiar y resolver: “sólo mediante este contacto una filosofía deviene histórica, se depura de los elementos intelectualistas de naturaleza individual y se hace ‘vida’”. Quizás la particularidad más sobresaliente del pensamiento de Alemán sea seguir esta vía, realizar en acto esta orientación.

En el heterogéneo campo del psicoanálisis, las instituciones analíticas han promovido cierto desprecio ante la lectura psicoanalítica de los acontecimientos políticos. Hoy en día muchos analistas afirman “no querer hacer sociología”; sobrevuela un fantasma de contaminación del discurso analítico que elige olvidar los grandes textos freudianos dedicados al análisis y a la crítica de diversos fenómenos sociopolíticos. Podemos afirmar, no obstante, que en todos los casos —en los pronunciamientos, en los silencios, en el cinismo— opera una toma de posición. Porque, como afirma Darío Charaf, “neutralidad, apoliticismo, son también ideologías; la política y la ideología son entonces ineludibles para ese animal político que es el ser humano. Para el psicoanalista, en la medida en que es humano (hasta nuevo aviso), la toma de posición política es inevitable”.

La posición de Alemán, desde los inicios, se enmarcó en un intento por responder al malestar de nuestra época, indagando las formas de incidir en lo político a partir de las enseñanzas del psicoanálisis, rechazando a su vez el escepticismo lúcido del analista con respecto a la política, aquel que advierte que los proyectos colectivos siempre terminan mal —conveniente postura para sostener el estado de las cosas—. Hace chocar dos términos —psicoanálisis y política— que no encajan del todo, para engendrar nuevas intervenciones teóricas. Su trabajo conjuga las enseñanzas de Freud, de Marx, de Heidegger —los tres de Alemán, anudados a partir de Lacan, su cuarto término— con rigurosa libertad, autorizando el pensamiento: es una invitación a salir de la bostezante comodidad que implica replicar los dogmas que nos han impuesto. Su lectura, singular, avanza en primera persona sobre terrenos tan resistidos como fértiles. Es una lectura de la coyuntura y en la coyuntura, una lectura implicada y advertida.

Las intervenciones de Alemán operan como una chispa potente, fogueando el debate, el diálogo fecundo.

La selección que hemos realizado para la reciente edición implicó una decisión conjunta entre el autor y quien escribe: no se trata de una simple reunión de textos, sino que esas elecciones, ese acomodamiento son ya intervenciones que apuntan a alumbrar cierta línea que insiste (y a su vez resiste) en la obra de Alemán. El diálogo que cierra dicho volumen partió de cierta urgencia por establecer un movimiento de retorno a esos textos a la luz del contexto en el que se inscribió el presente proyecto: la irrupción de la pandemia del Covid-19 y diversos acontecimientos políticos nos invitaban a interrogar las categorías hasta el momento sostenidas. Opera entonces en el diálogo un movimiento de retorno que resignifica, que no clausura.

Si —volviendo al texto gramsciano— “el único entusiasmo justificable es el acompañado por una voluntad inteligente, una laboriosidad inteligente, una riqueza inventiva de iniciativas concretas que modifiquen la realidad existente”, el trabajo que sostiene Jorge Alemán asume este entusiasmo, propio del deseo, rescatando las experiencias del amor, de lo político, de la invención poética —experiencias que el capitalismo rechaza— para evitar que el crimen sea perfecto.

 

Buenos Aires, 21 de mayo de 2021.

*Psicoanalista, editora.

1 Comment

  1. ¡ Admirada por la revista que tengo gusto de conocerla .Sus notas y escrtos me han hecho disfrutar la lectura de articulos .Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *