Las derechas en ambos lados – Por Jorge Alemán

El superministro y sus circunstancias – Por Conrado Yasenza
28 julio, 2022
La historia es implacable – Por Hugo Presman
1 agosto, 2022

Las derechas en ambos lados – Por Jorge Alemán

Foto: NA.

Foto: NA.

El debilitamiento de Alberto Fernández y sus ministros impuso, dadas las circunstancias actuales del poder internacional de las derechas, un intento último de recuperación de la autoridad. La paradoja es que esa recuperación se propone derechizando el Frente de Todos.

Por Jorge Alemán*

(para La [email protected] Eñe)

Al poco tiempo de comenzar el Frente de Todos, prácticamente al mes de su desempeño, llegaron las primeras voces de la decepción. El presidente era un intruso alfonsinista, que no sabía o no podía tomar las  decisiones importantes. Las comparaciones con Néstor y Cristina le daban una consistencia aparente pero definitiva a estos argumentos, no sujetos a ninguna lectura histórica rigurosa. Luego vino lo que todo el mundo sabe, un enfrentamiento total entre el kirchnerismo y Alberto, que terminó por destruir en gran parte su autoridad y luego, como efecto rebote y como suele suceder, la del propio kirchnerismo.

Sin duda Alberto, en sus indecisiones, en su ausencia de determinación en una realidad horrible, colaboró con el declive de su figura. Aunque siendo honestos, también supo poner todo de sí en la peor de las situaciones que  a un país le puede tocar en suerte: reconstruirse frente a un Poder que siempre quiere destruir todo en medio de una catástrofe mundial.

A su vez, una derecha de terror se entretenía mirando esto por TV, mientras le ponían la cena. Y ensayando diversos tipos de caída del gobierno según los formatos de la coyuntura.

En este contexto, desde el comienzo, un oscuro presentimiento daba lugar a ciertas conjeturas.

El debilitamiento de Alberto y sus ministros iba a imponer, dadas las circunstancias actuales del poder internacional de las derechas, un intento último de recuperación de la autoridad. La paradoja es que esa recuperación esta vez se propone derechizando el Frente de Todos. Los que creían que del aluvión de críticas al gobierno de AF iba a surgir el kirchnerismo de antes, conducido por una Cristina irreductible, se engañaban, tal vez con las mejores intenciones, o como almas bellas que desconocen a la ley de hierro que emerge en estas situaciones, a saber, si un gobierno de vocación democrática se debilita frente a una derecha voraz, lo que viene a continuación, como táctica de supervivencia, es una  derechización. Un giro hacia la intervención  del Poder sobre el  gobierno del FdT que le otorgue supuestamente garantías de estabilidad.

Así quedan entonces por ahora las cosas, una derecha moderada, la del Frente de Todos, frente a la derecha ultraneoliberal. ¿El establishment puede dormir tranquilo? O no, depende de su voracidad y del propio funcionamiento ideológico de las derechas mundiales.

Pero el escenario electoral no agota la realidad política del país, queda por ver lo que ocurra con los movimientos sociales y los trabajadores en una realidad donde los antagonismos sociales serán cada vez más intensos.

Madrid, 30 de julio de 2022.

*Psicoanalista, ensayista y escritor.

9 Comments

  1. Marcelo dice:

    El peronismo K jugó su compromiso electoral intentando que AF modificará algunas políticas que evidentemente retrasaba la distribución del ingreso y el crecimiento con expansión del mercado interno. La derechizacion del fdt está en su nacimiento y en las políticas esenciales de Martin Guzmán y AF. Ahora, habiendo AF cometido errores estratégicos de gestión en su cuota de poder, debilitado frente al mercado al que pretendio integrar a su proyecto , busca fortalecerse con su misma medicina, la derecha.

    • Margarita dice:

      Coincido absolutamente con tu apreciación, el Frente de Todos fue producto de la derechización de la sociedad, y la decepción surgió cuando descubrimos que Alberto solo venía a profundizar esa dirección. La presencia de Massa solo acentúa el rumbo.

    • Cristina Calomeni dice:

      El Sr Alemán parece haber olvidado que el quiebre entre el kirchnerismo y el presidente no se dió después del primer mes sino después de las elecciones de medio término en las que el FdeT perdió 4 millones y medio de votos. Cristina había advertido públicamente 6 meses antes lo que iba a ocurrir. Alberto decidió no tomar nota de la advertencia ni tampoco pareció entender la dimensión de la catatrófica pérdida de votos.

  2. Leandro Boero dice:

    Excelente lectura de la realidad política argentina actual, cruda, sin vueltas. Desaciertos propios, una derecha voraz, un contexto internacional terrorífico, una sociedad civil confundida, en suma, un combo explosivo. Gracias Jorge Alemán!

    • Ésta nota de Alemán es necesaria. Me crié, después del bombardeo del 16/6/55 y el derrocamiento de Perón, escuchando de «3ra. Posición», lo cual era una falacia. Antes de la 2da. Guerra las opciones ya eran capitalismo o comunismo. Éste se había consolidado. Evidentemente disruptivo. Estado capitalista o estado comunista. Perón simpatizaba con el fascismo. Y muchos luego peronistas también.
      Y creo que hasta la fecha no hubo grandes cambios.

  3. Diego dice:

    Como siempre, muy bueno el análisis de Jorge Aleman

  4. Carlos La Serna dice:

    No acuerdo con entender como una ley ineludible la derechizacion de un gobierno democratico debil en un contexto de derecha. Creo que una via de confrontacion atenuada en alianza con los movimientos sociales era tambien posible. Esto es caer en una politica de consenso que llevará a la derecha nuevamente al gobierno.

  5. Eduardo dice:

    Solo una cosa ideologicamente el peronismo nunca fue un partido de izquierda: diria mejor que las grandes contadicciones internas donde se juntaron gatos con liebres o zorros y gallinas siempre terminaron en estas situaciones.Que esperaba el campo popular,una mejor distribucion de la riqueza ? economicamente el Peronismo es esto Juntar para ganar elecciones y desparramar para mostrar contradicciones, en el fondo para que asuma de nuevo la derecha.Es mi humilde opinion

  6. Mariano dice:

    Excelente artículo. Creo que el mundo más o menos civilizado no aprendió nada de la peor tragedia de la humanidad, provocada por el nazismo, que dejó alrededor de sesenta millones de muertos, y por eso ha dejado crecer impunemente a la ultraderecha y a su hermana menor, la derecha. Ahora ya es tarde, la peste se extendió a demasiados países y no se avizora la aparición de ingún antídoto para combatirla. Además, y a diferencia de las décadas del sesesenta y gran parte de la del setenta, hoy no se se repudia a nadie que se asuma de ultraderecha, más bien se lo vota. Es el huevo de la serpiente.