Vidal y su “Inconsciente a la intemperie” – Por Carlos Caramello

El asombro ante los abusos y maltratos hacia la niñez – Por Jorge Garaventa
30 mayo, 2018
¿Que le vaya bien a Macri? – Por Norberto Alayón
4 junio, 2018

Vidal y su “Inconsciente a la intemperie” – Por Carlos Caramello

Los dichos de la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires sobre las universidades públicas del conurbano revelan la gravedad de un modelo de Estado para el cual la educación no es una prioridad.

Por Carlos Caramello*

(para La Tecl@ Eñe)

 

“La Libertadora tiene,

entre otros objetivos

que el hijo del basurero

termine siendo necesariamente basurero”.

Almirante Arturo Rial

(Mano derecha del Almirante Issac Rojas)

 

Se puso cómoda. El ámbito -un almuerzo del Rotary Club- le quedaba cómodo. El público le sentaba: ni siquiera le tiraba de sisa. La situación le iba perfecta… y se puso cómoda. Beboteó de entrada. Se disculpó por sus jeans y sus botas, entre tanta corbata y vestido de coctail. ¿Se disculpó? Me lo pregunto porque se sabe que alguien le ha aconsejado utilizar looks probados de grandes mujeres peronistas y el de Cristina en la campaña 2017 la tiene fascinada. Se puso cómoda… y se fue de boca.

En el peor día de los dos años y medio del gobierno de Cambiemos, María Eugenia Vidal descerrajó: “¿es equidad que durante años hayamos poblado la provincia de Buenos Aires de Universidades Públicas, cuando todos los que estamos acá sabemos que nadie que nace en la pobreza en la Argentina hoy llega a la Universidad?”.

Lo llamativo es que lo hizo en tono de pregunta y nadie de los presentes la interrumpió para señalarle que se había ido al pasto. Claro, los rotarios se caracterizan por su educación y su elegancia y, seguramente, no quisieron enmendarle la plana a la oradora invitada.

Pero, la verdad es que hay datos para taparle algo más que la boca a la gobernadora. Un informe de la CONADU afirma que la participación del quintil más pobre de la población en el uso del presupuesto destinado a educación superior creció el 80% entre 1992 y 2014, etapa en la que se abrieron la mayor parte de las universidades que María Eugenia Vidal está atacando”. La afirmación se sustenta en un exhaustivo trabajo realizado por  Alejandro López Accotto, Carlos Martínez, Martín Mangas y Ricardo Paparas, de la Universidad Nacional de Gral. Sarmiento sobre El Financiamiento Universitario en la Argentina.

En las redes, siempre atentas al pelotazo, aparecieron de inmediato datos de las universidades de Conurbano en este mismo sentido, como por ejemplo que el 83% de los estudiantes de la Universidad Nacional Arturo Jauretche son primera generación de estudios universitarios, el 90% en la Universidad de General Sarmiento y hasta en la misma UBA, en donde según una nota publicada por el mismísimo Clarín en 2017, “La Mitad de los Alumnos son los Primeros de su familia en ir a la Universidad”. El profesor Alejandro Lamadrid, de la Universidad de Moreno, dice que “si se cruzan los valores declarados como ingresos familiares con la EPH, se observa que el 70% de los graduados se ubican en los dos últimos quintiles respecto de la distribución de ingresos” y así se podrían llenar páginas y páginas de datos y ejemplos que derrumban lo dicho por la Gobernadora.

Pero…pero… expuesta esta barrabasada de Mariu, es necesario destacar porqué estas ideas son más peligrosas de lo que, a primera vista, parecen. Y parecen muy peligrosas.

El ejemplo fue parte de una serie con los que la ninfa etérea de Cambiemos trataba de fundamentar su idea. “La discusión es una discusión sobre qué Estado queremos” decía, y agregaba: “Y cuán justo y equitativo queremos que sea. Porque la peor consecuencia es que construimos un Estado que no tuvo prioridades claras y sostenidas en el tiempo”.

Ahí, precisamente, radica el peligro. Vidal es eso. Alguien que cree profunda e íntimamente que la educación no es una prioridad. Es mas: ni siquiera piensa que deban ofrecerse igualdad de oportunidades. Pero, además, cree que ese público piensa como ella y, por eso, construye ese discurso. Para fidelizarlos. De la misma manera que Macri fideliza recibiendo al asesino Chocobar, felicitándolo y disfrazándolo de policía honesto que cumple con un servicio a la comunidad… matando por la espalda.

 Decía en el primer párrafo que Vidal se fue de boca pero, en realidad lo que le pasa es que, de vez en vez, deja “el inconsciente a la intemperie” (como dice la senadora Teresa García, reconozcámosle el copyright); se desnuda, se muestra tal y como es. Por eso debe ser que un sector importante de su Cambiemos quiere que ella ocupe el lugar de un Macri que ya ha sido designado “victima propiciatoria” de este descalabro.

Y una cosa mas. Dijo Vidal a su auditorio rotariano: “Ese es el país en donde nuestros hijos van a crecer mejor”.

 Nuestros Hijos. Los hijos de Ellos.

Y la aplaudieron.

 

Buenos Aires, 31 de mayo de 2018

*Licenciado en Letras, escritor y autor junto a Aníbal Fernández de los libros “Zonceras argentinas al sol” y “Zonceras argentinas y otras yerbas”, y “Los profetas del odio”.

2 Comments

  1. silvina dice:

    La mejor parte siguió hoy a la mañana cuando “espontáneamente” salió a hablar de las facilidades para que los adultos accedan a la educación y como este gobierno está tan preocupado por las “clases vulnerables”. La espontaneidad ya no fue tanta cuando salió INFOBAE a “aclarar” lo mal entendido que había sido el discurso de la Gobernadora, que en realidad se quejaba de que se priorizaba la educación universitaria en detrimento de la inicial, siempre aprovechando la ocasión para tirarle palazos a los maestros… Son tan obvios, tan burdos, ofenden hasta la última fibra de sentido común pero claro, para ellos los pobres son sólo eso, pobres y ellos son el rotary que la aplauden.

  2. […] Introducción Los dichos de la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires sobre las universidades públicas del conurbano revelan la gravedad de un modelo de Estado para el cual la educación no es una prioridad. Por Carlos Caramello* (para La Tecl@ Eñe) “La Libertadora tiene, entre otros objetivos que el hijo del basurero termine siendo necesariamente basurero”. Almirante Arturo Rial Mano derecha del Almirante Issac Rojas) Se puso cómoda. El ámbito -un almuerzo del Rotary Club- le quedaba cómodo. El público le sentaba: ni siquiera le tiraba de sisa. La situación le iba perfecta… y se puso cómoda. Beboteó de entrada. Se disculpó por sus jeans y sus botas, entre tanta corbata y vestido de coctail. ¿Se disculpó? Me lo pregunto porque se sabe que alguien le ha aconsejado utilizar looks probados de grandes mujeres peronistas y el de Cristina en la campaña 2017 la tiene fascinada. Se puso cómoda… y se fue de boca.> Fuente: La Tecla Eñe http://lateclaenerevista.com/2018/05/31/vidal-inconsciente-la-intemperie-carlos-caramello/ […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *