Carta VI a Ricardo Forster – Por Jorge Alemán

Contra el macrismo todos podemos hacer algo – Por Norberto Alayón
10 febrero, 2018
AMIA: Hipocresía y ocultamiento – Por Hugo Presman
14 febrero, 2018

Carta VI a Ricardo Forster – Por Jorge Alemán

“Con ella sola no alcanza, sin ella no se puede”

En la Carta VI a Ricardo Forster, Jorge Alemán analiza la frase de Alberto Fernández sobre el lugar de CFK en la construcción de la unidad peronista.

Por Jorge Alemán

(para La Tecl@ Eñe)

Aunque nos propusiéramos tan sólo mantener una correspondencia sobre Benjamin y Lacan, en la situación actual de Argentina, tarde o temprano, la coyuntura política llamaría a nuestras puertas. En este punto es que me propongo comentar con vos la tan anhelada “unidad del peronismo “que ya parece por fin despuntar.

Aunque la reclamaban nuestros compañeros más “estéticos” peronismo y una gran parte de la población, la misma tiene un aire de familia con una “solución responsable a la europea”. A saber, en momentos donde corre peligro el propio andamiaje de la nación y se corroe por una política devastadora del “macrismo” sobre todo lo logrado con tanto esfuerzo, parece muy sensato y pragmáticamente saludable intentar establecer un límite. Para estar a tono con el clima de época: “primero la patria, después el movimiento, etc., se impone con gran fuerza .Sin duda, en principio parece una buena noticia que incluso los que pertenecemos al ala izquierda kirchnerista debemos considerar seriamente, ya que están nuestras propias fuerzas implicadas. Ahora habrá que ver cómo se desarrollan los acuerdos programáticos y la distribución de lugares.

Hay una frase que en estos días sobresale por su hallazgo al definir el sentido de la “unidad”, me refiero a la famosa fórmula de Alberto Fernández: “con ella sola no alcanza, sin ella no se puede”, fórmula que tiene el valor singular de intentar definir el lugar de Cristina en la compleja trama que se despliega en la situación.

Es de suponer que Alberto Fernández resume un límite estructural de Cristina en lo que concierne y está en juego en la apuesta electoral del 2019. Pero me voy a permitir, para someterla una vez más a tu juicio, analizar esta fórmula más allá de su intención explícita llevándola más lejos de su estricta conjugación electoral.

Alcanzar y poder, son los verbos aludidos en la descripción. Pero de entrada hay que subrayar que la frase es sintomática: señala y apunta a un lugar difícil de definir, un elemento que no podría ser integrado fácilmente en un conjunto. Es como si el conjunto denominado “unidad peronista” dispusiera de un elemento, en este caso Cristina, que por un lado tiene las mejores razones para pertenecer a él, incluso es el término que lo constituye y a la vez no se podría definir claramente su lugar. El verbo “alcanzar “hace referencia al número electoral y a su suma, el verbo poder es más enigmático; ¿no se puede qué, no se podría qué? con Cristina. Ese “no se puede “va más allá de los supuestos cálculos electorales. Porque el paradójico lugar que la frase de Fernández le asigna a Cristina, designa el lugar desde donde la Unidad del peronismo además de ser un proyecto electoral necesario para frenar la barbarie macrista, se definiría también como un proyecto antagónico con el Neoliberalismo. Y esto, simplemente porque su sólo nombre evoca una serie de franqueamientos del marco neoliberal que ya no se sabe si la afortunada unidad del peronismo estaría en condiciones de asumir. ¿No es este lugar indefinible de Cristina, esta condición de posibilidad y de imposibilidad que ella misma encarna, lo que nombra en la situación el verdadero lugar de la “causa”? Con lo cual, la fórmula se podría retocar, si ella está no ganamos porque si ella está vuelve la causa, y somos peligrosos. ¿La atinada unidad del peronismo se enfrenta al gobierno de Macri o es un frente antineoliberal? Aunque los dos términos de la pregunta mantienen evidentes puntos en común, no se recubren enteramente. El gobierno de Macri es un instrumento del Neoliberalismo y no al revés. Macri es el proyecto gubernamental del Poder neoliberal. Es su aplicación o uno de sus algoritmos, como se suele decir ahora. Y el lugar enigmático de Cristina es el punto crucial donde el sentido de un proyecto histórico se define.

Madrid, 12 de febrero de 2018

9 Comments

  1. nora merlin dice:

    Con Cristina no alcanza, sin ella no se puede
    Frase enigmática, casi un sofisma lógico. Jorge Aleman comienza a deconstruirla.
    Cristina: es un síntoma?, es el nombre que designa la imposibilidad y a la vez la condición de posibilidad ¿ es el lugar de lo necesario y lo imposible a la vez?
    Algo se presenta como novedad: decimos “Cristina” a secas. Esto que estamos gestando no es el Kirchnerismo pero no es sin el Kirchnerismo, Es algo nuevo

    • JUAN JAIME dice:

      Me equivoco o hay algo mal entendido por Aleman??? El dice: ” ¿no se puede qué, no se podría qué? con Cristina” y no es lo que dijo Sola,…Sola dijo que: “Con Cristina no alcanza y SIN Cristina no se puede”. Para mi lo perverso de la frase esta en que hagan futurologia con lo de “Con Cristina no alcanza”,…ellos se ocuparon de que no alcanzara con Cristina,..ellos fueron los gestores de ese no alcanzar, dividiendo para la derecha,…ese es el punto a discutirles,…que si hacen futurologia o ya saben de nuevo como van a lograr que eso sea asi,….Estoy en un error si pienso que Aleman entendio mal la frase de Sola????

  2. Rodolfo Bernardino Serra dice:

    La experiencia y desarrollo del proyecto der Néstor y Cristina dejó al desnudo muchos personajes que hoy vuelven a pedir que se los tenga en cuenta como factor de unidad, cosa que se puede ver o interpretar como un arrepentimiento de los equivocados o que tuvieron malos procederes, más que como una actitud ética; lo que nos lleva a dudar de una unidad seria.
    Incluso porque han dado muestras concretas de desvíos ideológicos que van más allá de un análisis purista.
    Si nos basamos en la historia reciente, para hablar en términos electorales que son los que sólo les importa a muchos de estos personajes, una de las pocas probabilidades de unidad sería que quienes tienen los votos tengan prioridad en los cargos electivos y se hagan cargo de elegir a quienes deban integrar las listas, y que el resto acompañe el proceso e integren los futuros cargos ejecutivos de la administración ganadora.
    Así como la frase aristotélica usada por Perón expresaba que “la única verdad es la realidad”, ese mismo principio debería primar para la ejecución de un proyecto nacional y popular.
    Me parece falsa o por lo menos extorsiva la expresión de Alberto Fernández, la que apunta a que los dejen volver “so pena de jugar en contra” (cosa que no dice, pero que esa misma frase deja entrever).
    Por eso, primero construyamos la victoria y en ese camino para ganar, veamos las actuaciones de quienes son quienes en esa construcción.

  3. jus dice:

    con Cristina no se puede… es indomable! no se puede joder?

  4. Osvaldo Gonzalez dice:

    El peronismo sigue siendo siendo el hecho maldito. Dificil de entender inclusive para un inelectual de la talla de Jorge Aleman. Por eso encuentra verbos enigmaticos y contradicciones y hasta diriamos aspectos sucios u oscuros. Es el peronismo, tonto!! habria que decirle. La dialectica en el poder hace el resto. Para eso hay que sumar fuerzas. La unidad del peronismo (todo el peronismo) es la unica salida posible. Aunque los intelectuales se queden analizando verbos y categorias lacanianas

  5. Juan Carlos Tazedjián dice:

    “Con Cristina no alcanza”: IMPOTENCIA. ¿ De quién? De aquellos en nombre de los cuales habla Alberto Fernández, incluido él mismo, que ya no es nadie. No les alcanza a ellos para llegar al gobierno, porque se lo han trabajado para lograrlo. Con Cristina en la lidia política no le alcanzan ni a los zapatos, no les alcanza ni para chicles. “Sin ella…” IMPOSIBILIDAD. ¿ Para qué o para quién? Para cualquier proyecto que se diga anti- neoliberal, emancipatorio. Se han quedado del lado de la impotencia con todo lo imaginario del peronismo, sin otro simbólico que el nombre, ni real que el goce mortífero del ” sin ella”. Con todo esto no queda otra que anudar, para lo cual hay la NECESIDAD del sínthoma que mantenga enlazado el nudo: Cristina. ¿ Quién le pondrá ese cascabel al gato? ( sí, al gato, nunca mejor dicho) Que lo llamen como quieran, pero ningún proyecto será viable sin que TODOS los que participen del acuerdo no tengan en cuenta: 1º. que se trata de de la construcción de una hegemonía al servicio del pueblo : anti- neoliberal, en vistas a una justicia social que sólo se logrará con soberanía política e independencia económica. 2º Que Cristina es quien tiene que decidir cuál será su lugar. Sería importante que en un segundo momento sean convocadas fuerzas políticas de izquierdas ( socialistas y radicales alfonsinistas entre otros).

  6. Raquel Burgos dice:

    Con Cristina alcanza y se puede. O se olvidaron que la estructura política es la Justicia Social ? El peronismo, como partido, está lejos de ese valor. Se debe reforzar y ampliar un lugar como Unión Ciudadana, para que sea integrado además, por peronistas. Yo me preguntaría mejor si con el peronismo alcanza ? Hoy sé que el peronismo no pudo y sé que no puede. Vuelvo a repetir, dejen a Cristina que ella pudo, esta demostrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *